“Quisiera que mi libro”, de Juan Ramón Jiménez.

Quisiera que mi libro
fuese, como es el cielo por la noche,
todo verdad presente, sin historia.
Que, como él, se diera en cada instante,
todo, con todas sus estrellas; sin
que, niñez, juventud, vejez, quitaran
ni pusieran encanto a su hermosura inmensa.
¡Temblor, relumbre, música
presentes y totales!
¡Temblor, relumbre, música en la frente
-cielo del corazón- del libro puro!

Leer es abrirse a un nuevo mundo, un libro siempre tiene algo nuevo y lindo por mostrarnos, no nos perdamos esta oportunidad.